Comó evitar que tu hijo vea porno

Comó evitar que tu hijo vea porno

El porno está en todo Internet, no se puede eliminar totalmente, de hecho ya me ha sucedido hacer clic en un anuncio de toallas de yoga y acabar en un sitio de “film porno gratuit” por error. Aun así, podemos evitar que los niños vean contenidos explícitos. sin embargo debemos aclarar que el uso de herramientas tecnológicas para limitar el contenido para adultos funciona mejor cuando se combina con conversaciones que transmiten tus valores sobre el amor, la sexualidad y las relaciones. La verdad es que existen muchas herramientas diferentes para ello, sin embargo hoy te voy a mencionar aquellos que me parecen mejores por su fácil configuración, sin embargo la salida final siempre la tienes tu.

Activa el Google SafeSearch:

  1. Comprueba la configuración de los navegadores que utilizan tus hijos (Chrome, Safari, Internet Explorer, Firefox, etc.) y asegúrate de que utilizan Google como motor de búsqueda predeterminado.
  2. En los dispositivos móviles, abre la aplicación de Google (es posible que tengas que descargarla). Toca el icono del engranaje, desplázate hacia abajo y toca Configuración de la búsqueda y, a continuación, toca “Filtrar resultados explícitos” en los filtros de SafeSearch. En ordenadores de sobremesa y portátiles, accede a www.google.com y haz clic en Configuración en la esquina inferior derecha; haz clic en Configuración de la búsqueda; y haz clic en Activar SafeSearch y luego en Bloquear SafeSearch.

Instala controles parentales:

  1. La amplia gama de productos de control parental significa que tendrás que investigar para encontrar el que mejor se adapte a ti. Sin embargo basicamente todos funcionan de la misma manera asi que no te preocupes cualquier elección es valida.
  2. Muchas funciones, como la posibilidad de bloquear sitios web específicos, restringir determinados dominios (como los de los productores de porno) y alertar sobre los términos de búsqueda que pueden utilizar los niños, como “sexo”, le ofrecen muchas opciones. Aprovecha las pruebas gratuitas (de empresas de renombre) para hacerte una idea de si los productos responden a tus necesidades específicas.

Debes tener en cuenta que estos softwares o aplicaciones no son complejas de utilizar y tus hijos pudieran darle la vuelta bastante rápido, es por ello que siempre es mejor mezclar este tipo de herramientas junto con charlas privadas con tus hijos para explicarle porque lo haces y enseñarles un poco de educación sexual en el camino.

admin