5 razones para pagar por sexo

5 razones para pagar por sexo

5 razones para pagar por sexo

Quizá para algunas personas sean muy sencillo comprender los motivos por los que una persona toma la decisión de pagar por sexo, mientras que para otro sector de la sociedad, esta es una decisión que despierta un sinfín de dudas y de interrogantes, por eso, aquí pretendemos ahondar en esta cuestión.

Vale la pena mencionar que tanto cansados, comprometidos, son enteros, entre otro tipo de categorías pueden ser clientes sin ningún tipo de problemas del mercado sexual, así que la idea y la decisión de pagar por sexo no corresponde de modo exclusivo a un tipo de población en particular, sino que el marco es muy amplio.

Pagar por sexo: 5 razones

Las explicaciones pueden llegar a ser bastante curiosos para comprender el motivo por el que algunos hombres y mujeres pasan por este tipo de servicios. De todos modos, a continuación se plantean una serie de explicaciones factibles para tener en cuenta:

  • Cero compromisos – En ocasiones, lo único que se quiere después de sostener una relación sexual, es la libertad. Vale la pena recordar que en el momento en que se paga por sexo, también se tiene siempre el control de la situación. En otras palabras, no hay compromisos pese a que se ha tenido sexo, lo cual para muchas personas es una gran ventaja, particularmente porque su intimidad no se encuentra amarrada a la infidelidad (en ciertos casos).
  • Más atrevidos – Son muchos los estudios han revelado que las personas que recurren a la prostitución, lo hacen buscando tener experiencias nuevas que de acuerdo con ellas son vistas como indebidas y que nunca le pediría a su pareja. Es decir, se trata de una sensación de aventura en relación con algo prohibido para cumplir fantasías eróticas.
  • Falta de oportunidad – No se puede olvidar esta razón, la cual se explica tanto por timidez, como cuando alguien no se considera atractivo para encontrar sexo de modo seguro o evitando sentir temor o rechazo. “Igualmente, se tiene la libertad de escoger y de presumir” dicen Paula desde escorts denia.
  • Experiencia – En otros casos, la decisión se toma tan sólo por el hecho de experimentar algo distinto en su vida, así que las sexo servidoras son una excusa más para aprender algún que otro movimiento o para identificarse a sí mismos en la cama en términos de desempeño. En cuanto se obtiene lo que se quiere, se puede replicar lo que se ha aprendido con las parejas formales.
  • Placer – Es la explicación más lógica y fácil de plantear al pagar por sexo. Así mismo implica que se ha olvidado el amor y que el único objetivo se centra en satisfacer un deseo sexual. Se recibe lo que se quiere por dinero y nada más que eso.
admin